Plastilina hecha en casa

Pongo

¿A quién no le gusta jugar con plastilina? es un objeto divertido a cualquier edad y  es clave para la estimulación sensorial de los niños pequeños. Me encanta esta receta de plastilina casera fácil de hacer con ingredientes que todos tenemos en la casa y lo mejor: no es tóxica  si se la llegan a meter a la boca  no hay problema, aparte del sabor que no es lo máximo.

Ingredientes:

  • 1 taza de harina de trigo.
  • 1 taza de agua.
  • 1/2 taza de sal.
  • 1 cucharada de aceite de cocina.
  • 1 cucharada de polvo para hornear.
  • Papel para hornear.
  • Guantes plásticos.
  • Anilinas  o colorantes vegetales comestibles.

Preparación:

Se mezclan todos los ingredientes y se cocinan a fuego lento revolviendo constantemente. Mientras revolvemos, La masa se irá despegando de la olla, cuando se DESPRENDA COMPLETAMENTE y no queden residuos en los bordes ya está lista. Se deja enfriar y luego se amasa por unos 3 minutos. Cuando logremos la consistencia que queremos, se dividen   porciones pequeñas a las que añadimos  gotas del colorante vegetal  y  amasamos  CON LOS GUANTES hasta que el color quede bien distribuido. Esto se hace sobre  el papel de horno  para que la masa no se pegue. Y listo, la plastilina se puede conservar dentro de bolsas plásticas en  la nevera, ¿muy fácil, cierto?

 

Deja un comentario