El gancho antena y otros inventos maternos

Las mamás recursivas de los ochenta
Sobrevivimos  más que con decoro a los 80 y al gancho antena.

En mi casa las cosas se dañaban y en vez de arreglarlas, el curso normal de los acontecimientos era tratar de componerlas con instrumentos hechizos, trucos y artificios que los miembros de la  familia iban aprendiendo y aplicando hasta que el objeto volvía a cumplir  con su función. Se establecía un nuevo orden y el viejo quedaba olvidado por completo, como si nunca hubiera existido. Era como un código, una especie de lenguaje doméstico, una jerigonza que sabíamos solo los miembros de la familia para manipular y hacer funcionar las cosas. Sigue leyendo

Anuncios

Lanzamiento de”Aventuras de una super mamá”

Mi amiga Diana
En compañía de mi querida  Diana de @mamáemprende.

Les cuento que me lancé oficialmente en esta aventura… el miércoles fue el lanzamiento de mi libro en Bogotá. Fue una ocasión para reencontrarme con un montón de personas que quiero y celebrar juntos este otro hijo de papel. Sigue leyendo

Los ñoquis mágicos de nonna Anna

Nonna y nieta
Buen viaje, nonna Anna

Los primeros ñoquis que probé fueron los de mi nonna Floriana, hechos en la casa para ensalzar las ocasiones especiales. Para los días ordinarios estaba la pasta, la pasta con salsa de carne, para los días más ordinarios  todavía, estaba la pasta sola con mantequilla y parmesano. En Italia a esa pasta  le dicen el plato del marido cornudo. Porque es solo echar la pasta al agua hirviendo y ya.  Una mujer ocupada en otras cuestiones requiere de poquísimo tiempo para preparar esa receta, de ahí el nombre. Pero para los cumpleaños, los festejos, las celebraciones, estaban los ñoquis.  La pasta corriente vestida de gala, vestida de papa. Sigue leyendo

“Aventuras de una super mamá” ya está en librerías

Nuestro libro ya en librerías
“Aventuras de una super mamá”

Muchos de ustedes saben que abrí el blog en 2016. Siempre que publico, comparto mis posts. Les cuento que hace un año me pasó algo que pensé solo pasaba en las películas. Con todas esas compartidas, de posts, un editor  llegó a mi blog y luego me propuso escribir un libro. He tenido un año para decantar la emoción, que sigue siendo inmensa. Hoy entré a la librería del aeropuerto y  me hice la “cliente” para preguntar por mi libro (;-)). Tenían solo uno porque los otros los habían vendido (!), bueno eso me dijo el vendedor, no sé qué tan cierto sea, pero lo que si es cierto que todos mis trasnochos como “El pequeño escribiente florentino” del libro Corazón, para sacarle el tiempo a la escritura en medio del trajín diario, han valido la pena Y bueno, acá estoy con “Aventuras de una super mamá” recién salido del horno, oliendo a nuevo y con su portada brillante.

Este libro es sobre la maternidad. La mía, que es relativamente reciente, mi visión, mis apuntes, mis reflexiones. La que me inspiró a empezar mi blog en 2016,  a escribir acerca de los cambios que fueron llegando con esa nueva vida: la mía y la de mi hija. Sigue leyendo

Como dice la propaganda: porque tú lo vales

Yoguiando
Démosle el justo valor al talento de otras mujeres

El miércoles 7 de marzo me llaman de una organización gubernamental caracterizada porque el presupuesto que manejan no es propiamente austero.

-¿Camila? ¿hablo con la profesora de yoga Camila?

-No, está equivocada.

-Ah no, perdón, ¿Vanessa?

-Sí.

-Es que te llamamos de X para saber si podías darnos mañana una clase especial de yoga para las mujeres de la oficina.

-¿Y a qué hora sería?

-Sería en horas de la mañana… Y sería completamente gratis… o sea, es un homenaje que le harías a las mujeres de parte tuya que eres mujer… Y pues para que te conozcan…

– …

-¿Vanessa?

-No, mañana no puedo. –y colgué. Sigue leyendo

Dejen la bulla

Que canten, pero bien
Si van a cantar, al menos que tengan buen oído

Con su música a todo timbal, no saben, no conocen la dicha del disfrute discreto. Tienen que pregonar a los cuatro vientos sus gustos musicales, como si a los demás nos interesara. Tienen que expresar sus alegrías o decepciones a todo volumen. Para sus tímpanos no existe un límite de decibeles mesurado. Sigue leyendo