Espiado por el FBI y escritor de libros para niños

Crockett Joohnson
Harold y su crayola morada.

Este es el libro preferido de Aurora para antes de ir a dormir.  Un  niño que crea  personajes y situaciones con su crayola. La primera vez que lo leí me pareció  bello por lo simple y quise averiguar quién era el autor. Me imaginaba a alguien si no coetáneo, al menos que estuviera vivo, pero me sorprendió saber que toda la colección de Harold y su crayola fue escrita en los años 50. Sigue leyendo

Anuncios

Mejor que a los veinte

 

Me siento mejor que a los 20
Mejor que a los 20
  1. Le hemos cogido mucho cariño a nuestro cuerpo. La fuerza de la gravedad es inversamente proporcional al autoestima. A los 20 cuando las carnes tensas se mantienen templadamente en su sitio a pesar de la comida chatarra, los trasnochos y excesos propios de la vida loca juvenil, vivimos acomplejadas con nuestro cuerpo, por gordo, flaco, grueso, menudo o perfecto  que sea. Siempre hay algo que no nos gusta. Somos implacables ante nuestra imagen en el espejo. Compasión y clemencia no existen en la mirada de la veinteañera que se ve a sí misma en el reflejo  de una vitrina.  Paradójicamente cuando la fuerza de gravedad empieza a desestabilizar las estructuras sobre las cuales construimos gran parte de nuestro ego juvenil es cuando mejor nos empezamos a sentir con nuestro aspecto físico, sea el que sea. Sigue leyendo

Las mujeres y el pelo

En la fiesta
En la fiesta con el trasquilado.

Hace unos meses me dio por experimentar unas sopas orientales que vi en internet. Compré todos los ingredientes y me metí en la cocina a probar. Mientras metía los fideítos en el agua escuchaba las risas de mi hija en la tina, mi esposo la estaba bañando. Oí que salieron y jugaban sobre la cama a las cosquillas mientras  él le ponía la piyama y veían Frozen. Sigue leyendo

Profesora de baile en Italia: traducir lo intraducible

Bailar
Bailando

Quién dijo que los estereotipos son siempre malos. Uno puede incluso sacarles jugo y vivir de ellos. Como unos chinos que trabajaban en Roma de meseros en kimono en un restaurante japonés. No hablaban japonés, nunca habían ido a Japón, pero fue un decoroso trabajo que les permitió pagar el arriendo por varios meses. El hecho de que para muchos occidentales cualquiera con dos ojos como rayitas puede ser de Japón fue suficiente para que los contrataran y se convirtió en su fuente de euros por un buen tiempo. Un amigo japonés fue el que rompió mi burbuja y me reveló la verdad cuando le conté que mi restaurante preferido de sushi era justamente el de los chinos.

Sigue leyendo

Mamá, léeme un cuento… La hora del cuento en la librería Espantapájaros

la mamá de Julia nos leyó cuentos
Cecilia en la hora del cuento

Tengo una amiga argentina que tiene una combinación exquisita: sentido del humor  y recetas de tortas esponjosas y deliciosas.  ¿Cómo puedo negarme cuando me invita a su casa? sentarse con un té caliente, una crostata hecha por ella y  reírme de todos sus apuntes acerca de la vida, los libros, los viajes, la maternidad. Sigue leyendo

Mamás en Medellín, no se pueden perder este evento: Go mama, go kids!

Evento especial en Medellín
Evento para mamás en Medellín

Les cuento que cuando Bogotá está lluviosa me pongo a echar globos y uno de los globos recurrentes es que me gustaría irme a vivir a Medellín. Cuando veo las fotos en facebook de mis amigas que viven en Medellín con camiseta esqueleto e hijos a pata pelada corriendo por ahí, no puedo evitar que me de algo de envidia. Sigue leyendo

Los libros sensoriales de Just Imagine: una mamá se lanza como emprendedora para cumplir su sueño

Libros para desarrollar habilidad motriz
Los Libros sensoriales de Just Imagine

Hoy les voy a contar la historia de una mamá a la que la maternidad le dio la fuerza y el empuje para  dedicarse a su pasión.

Vanessa, de niña soñaba con ser  diseñadora de modas, o diseñadora gráfica,  pero por cosas de la vida  terminó estudiando ingeniería civil y trabajando en el mundo corporativo por años. Sigue leyendo