6 cosas que hace un neo yogi

Cuando empiezas a practicar yoga
Nuevos en el yoga.

Muchos hemos pasado por algunas de éstas:

  1. Compras un mat carísimo en material súper resistente, ropa de algodón orgánico que deja libre transpiración, portamat  fabricado por mujeres cabeza de familia en una tienda de comercio justo. Vas a las primeras dos clases y no vuelves más. El mat queda de tapete para tu perro y la ropa orgánica te la pones de piyama. El portamat, tan inútil por sus dimensiones, permanece arrugado en el último hueco oscuro de tu closet.  Sigue leyendo
Anuncios

¿Por qué hacer yoga con tus hijos?

Un momento yogi mamá e hija
Haciendo yoga con mi hija.

Sinceramente: porque sola no te dejan! 😉

Entonces ya que apenas te ven poner el mat en el suelo vienen corriendo para montársete encima y abrazarte las piernas, qué mejor que aprovechar ese deseo de ellos por jugar contigo para hacer algunas posturas sencillas. No serán las secuencias más difíciles , pero créeme que tu cuerpo agradecerá así sean 10 minutos de práctica. Sigue leyendo

5 posturas de yoga restaurativo para una relajación total

Apertura de pecho en postura de la media cobra
La esfinge pose.

Cuando estoy realmente cansada, agotada o me siento sin energía, pongo música suave, extiendo mi mat en el piso y me pongo a hacer estas posturas de yoga terapéutico. Hoy se las quiero enseñar porque son  fáciles  y muy recomendadas  para aliviar dolores físicos, calmar la mente en situaciones de estrés y para recuperar el equilibrio cuando hay tensiones corporales o emocionales. Son posturas para un descanso total, como darle reset al sistema operativo mental y corporal. Sigue leyendo

¿Ir a una clase de yoga es imposible desde que eres mamá? ¡pues lleva a tu bebé!

Yoga madre e hijo
Yoga con tu hijo: una dicha.

¿Cómo es mi casa desde que soy mamá? un despelote total. He entendido perfectamente ese concepto científico de la entropía, esa  teoría que dice que los sistemas tienden a buscar su estado más estable que tiende a ser el más caótico. Palabras más palabras menos: todo tiende al desorden… Pues así es  mi casa, un desorden feliz. Sigue leyendo