Fui mesera en vano

En un restaurante quiero ser solo cliente
Fui una mesera en vano

Mi tío dice que si uno supiera lo que pasa en las cocinas de los restaurantes jamás comería en ninguno. Pero el encanto de los restaurantes está precisamente en eso: desentenderse completamente de todo lo que se teje detrás de bambalinas para que nos llegue un plato listo a la mesa. No importa si el cocinero  se lavó las manos, ese no es nuestro asunto como comensales. Y el mesero es ese gran intérprete y mediador entre el universo desconocido de la cocina y el de afuera, el del cliente. Sigue leyendo

Anuncios