A palo seco: historia de mi parto

Mi parto
Mi parto

Una profesora  de la universidad nos contó una vez que la noche en que ella nació había una fiesta en su casa. Su mamá estaba bailando y aplaudiendo cuando sintió como si estuvieran tocando un tambor, pero desde adentro.

-Voy al baño.

Dejó a su parejo en la pista y subió las escaleras de dos en dos, moviendo las caderas al paso con la música. Después de una hora y media bajó con un bebé. Y siguió bailando.

Si ella pudo, yo también podré. Con la imagen en mi cabeza de esta mamá que parió a palo seco y pudo continuar su fiesta, asisto al último control con mi ginecólogo. Sigue leyendo