Lactancia: cuando no sale leche.

Madonna dando leche al niño
“Madonna del latte” del pintor del Renacimiento Andrea Solari.

-La teta es una fábrica sofisticadísima porque entre el bebé más chupe, más leche va a salir…

Me dijo la doula del curso prenatal. Con la misma cara  de convencimiento absoluto como si me estuviera diciendo que la tierra es redonda o que La casa de papel va a tener tercera temporada . Una verdad irrefutable. Sigue leyendo

Anuncios

Las tetas de mi vida

Como yo las recuerdo
las tetas de mi vida.

Las primeras tetas de las que tengo memoria, externas, ajenas al entorno doméstico, fueron las de un libro que se llamaba: “De Dónde Vienen los Niños”, era un libro originalmente en alemán me parece, traducido al español. Un libro avanzado para la época. Empezaba explicando la reproducción de animales pequeños: lombrices, pollos, perros, gatos y en la última parte la reproducción humana. Aparecía un óvulo con peluca y un espermotozoide con bigote y en la página siguiente mamá y papá en la cama desnudos con, en vista, como si las barrigas fueran transparentes, el aparato reproductor de cada uno. Y la señora con sus tetas muy bien puestas, dibujadas en color carne y pezones fucsia. Unas tetas punk. Sigue leyendo

Destete irrespetuoso

Fin de la lactancia
Destete respetuoso.

Cuando mi hija tenía más o menos tres meses yo estaba plenamente inmersa en mi etapa de zombi lactante. Mi rutina era la de un zombi lactante: no dormir y dar teta, dar teta, dar teta. Pero además yo era un zombi lactante sin leche (ver post al respecto https://mamatubela.com/2016/12/03/atravesando-mi-via-lactea/) lo cual multiplicaba mi status de zombi y disminuía mi status de lactante. Es decir, yo era un zombi trabajado horas extras para estimular la producción. El poco tiempo entre una toma y otra yo me ordeñaba. Así que como no dormía, las horas de sueño faltantes se reflejaban sin piedad en mis ojeras y mi cara.
Sigue leyendo