Mamás: 10 razones para hacer yoga

mamá haciendo yoga
Razones para que una mamá le saque tiempo al yoga

Ahora está de moda, muchos lo hacen,  las fotos de los yogis en instagram son maravillosas y todos dicen que es buenísimo… Pero yo les cuento aquí y desde mi experiencia lo mejor que le ha traído el yoga a mi vida de mamá y las 10 razones por las que una mamá debería hacer yoga:

  1. Porque cuando estás mamada y con un dolor de espalda tenaz, (cargar al bebé, bajar al bebé, subir el mercado, bajar el mercado, etc) lo único que te lo puede quitar casi mágicamente  y sin necesidad de pagar cita al quiropráctico es el yoga.
  2. Porque es un momento de intimidad contigo misma que ya casi no tienes desde cuando eres mamá… Ya no disfrutas del placer de poder ir al baño SOLA y cerrar la puerta con llave, pero te queda el yoga.
  3. Porque  tal vez como me pasa a mí, tu  lista de cosas pendientes escritas en un papel pegado en un corcho en la nevera solo tiene dos renglones con el chulo de “hecho”. Las otras cosas siguen sin hacer y aumentan cada día. Pues el yoga no las va a hacer por ti, pero  al menos te da la capacidad  para que puedas  echarle un vistazo a tu lista sin  jalarte los pelos de la desesperación.
  4. Porque es la ocasión para dejar de lado el pantalón de sudadera y los eternos leggins negros que ya parecen tu uniforme y poder ponerte otros de diseños sicodélicos, colores vibrantes y arabescos ochenteros.
  5. Porque el yoga le echa un balde de agua fría a  tu líbido para que se despierte de nuevo. Y  tienes que aprovechar porque el efecto no es a largo plazo.
  6. Porque con una buena playlist un saludo al sol se convierte en un baile delicioso contigo misma.
  7. Porque tendrás algo en común con gente tan chévere como Robert Downey Jr., Madonna, David Lynch o Julianne Moore.
  8. Porque  hay un yoga para cada estado emocional por el que estés pasando, si estás eufórica puedes hacer una práctica más energética, si estás pensativa puedes hacer meditación, si estás de recoger con cucharita puedes simplemente relajarte en una postura fácil y si estás histérica puedes botar el mat, ir a la cocina y tirar un plato al suelo con todas tus fuerzas para que estalle en mil pedazos… Luego vuelves, respiras profundo y retomas. El desahogo  es liberador y también es yoga.
  9.  Si eres más o menos constante, casi sin darte cuenta y después de poco tiempo vas a notar tus piernas más firmes, tu cola más dura y tu barriga menos prominente sin haber pagado un peso de gimnasio.
  10. Porque una sesión de yoga bien respirada y disfrutada es como tomar unas pequeñas vacaciones sin haber tenido que hacer las maletas, revolcar la casa buscando pasaportes y registro civil y sin tener que medirte vestidos de baño que ya no te quedan como te quedaban…
  11. y la ñapa…Porque haciendo yoga te enamoras de tu cuerpo. Con cada postura lo aceptas, lo mimas y le agradeces, porque es único en el universo, ha sido tu casa por tantos años y en él ha germinado la vida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s