Haz tus propios limpiadores ecológicos

Detergentes amigables con el planeta
Haz tus propios detergentes.

Aquí estamos, de nuevo con el capul trasquilado, pero no importa, lo que importa es nuestro espíritu eco. Prometo no volver a dármelas de peluquera con mi hija, pero si todo fuera como el pelo… que crece y se arregla. En cambio, el daño que podemos hacer con los químicos que tienen algunos detergentes y limpiadores si es mucho más grave que una trasquilada de capul. Sigue leyendo

Anuncios

Detrás de cámaras: Día Internacional del Yoga

Les cuento que ayer estuvimos grabando una nota para el programa “Acá entre nos” de canal 1.  Estuve hablando de los beneficios y ventajas de yoga para niños, lo mejor fue que me llevé a mi yogini preferida para la grabación. Después de que corrió por todo el salón y regó los mats por todo lado, como era lógico, nos dispusimos muy juiciosas a hacer algunas posturas de yoga que las mamás pueden hacer con los niños. Sigue leyendo

El gancho antena y otros inventos maternos

Las mamás recursivas de los ochenta
Sobrevivimos  más que con decoro a los 80 y al gancho antena.

En mi casa las cosas se dañaban y en vez de arreglarlas, el curso normal de los acontecimientos era tratar de componerlas con instrumentos hechizos, trucos y artificios que los miembros de la  familia iban aprendiendo y aplicando hasta que el objeto volvía a cumplir  con su función. Se establecía un nuevo orden y el viejo quedaba olvidado por completo, como si nunca hubiera existido. Era como un código, una especie de lenguaje doméstico, una jerigonza que sabíamos solo los miembros de la familia para manipular y hacer funcionar las cosas. Sigue leyendo

Expectativa vs realidad

Uno siempre sabe que en la vida una cosa es la expectativa y otra la realidad, pero creo que con la maternidad es cuando uno entiende la verdadera dimensión de esa diferencia. Desde las cosas más prácticas y simples. Me pasó con el portabebés. Me encantó, lo usé, hasta le dediqué un artículo completo aquí: porteo feliz , pero me tocó ver no pocos tutoriales de youtube y solicitar ayuda de mano de obra extra para poder envolverme ese larguero de tela. Sigue leyendo

Las tetas de mi vida

Como yo las recuerdo
las tetas de mi vida.

Las primeras tetas de las que tengo memoria, externas, ajenas al entorno doméstico, fueron las de un libro que se llamaba: “De Dónde Vienen los Niños”, era un libro originalmente en alemán me parece, traducido al español. Un libro avanzado para la época. Empezaba explicando la reproducción de animales pequeños: lombrices, pollos, perros, gatos y en la última parte la reproducción humana. Aparecía un óvulo con peluca y un espermotozoide con bigote y en la página siguiente mamá y papá en la cama desnudos con, en vista, como si las barrigas fueran transparentes, el aparato reproductor de cada uno. Y la señora con sus tetas muy bien puestas, dibujadas en color carne y pezones fucsia. Unas tetas punk. Sigue leyendo