Conóceme Cuerpo y movimiento Maternidad

 

Nunca es tarde

clases de monopatín a los 40

Hace lustros daba yo clases en una pequeña escuela de idiomas en Italia. Era el trabajo perfecto para una estudiante como yo que necesitaba tiempo para sus estudios, pero sobre todo, plata. Como eran solo clases individuales era muy fácil organizar los horarios directamente con los alumnos. El primer día, Rita, la dueña de la escuela, me entregó una montaña de libros. Al sentarme a revisarlos me encontré con «Learning English 1» y «Learning English 2» -¿Pero no iba a enseñar yo español? – le dije aterrada. Digamos que mi experiencia escolar con el inglés se había limitado a ver...

Sígueme @ instagram